Jueves, Abril 16th, 2009...2:00

Miguel Garrido

Jump to Comments

Miguel, en un ensayo

Miguel, en un ensayo

Estoy escribiendo estos días la biografía de una persona que murió hace un año y tres meses: Miguel Garrido Ramón.

 

Intento reconstruir sus huellas. Desde los días de su infancia en Hellín, hasta los últimos en que vivía ya en Vitoria preso de sus personales obsesiones y en medio de una soledad buscada en parte, y en parte odiada. Entre medio, su estancia en Inglaterra, su aprendizaje en Alemania, y, posteriormente sus estancias en Zaragoza, Sevilla y otras ciudades en donde impartió su magisterio o dirigió sus espectáculos.

 

Es increíblemente intenso realizar la reconstrucción de toda una vida. Trato de ver las cosas como él las veía, y frecuentemente cierro los ojos en los parques donde él paseaba, por ejemplo, para escuchar de la misma manera el canto de los pájaros. Si un biógrafo termina siempre raptado inevitablemente por el biografiado, cuando uno y otro eran amigos la aventura se torna una experiencia de contornos difuminados.

 

Miguel fue, tal vez, el mejor clown que ha nacido en España, y por circunstancias de su vida, decidió muy pronto abandonar los escenarios y dedicarse a enseñar a los otros a ejercer una profesión tan diferente a las demás, incluso en el mismo ámbito de las artes escénicas. Su obra, por tanto, estará siempre inacabada. Su recuerdo nos acompañará a quienes le conocimos y quisimos: sus amigos, sus compañeros de profesión, su familia.

 

El libro intenta, como no podía ser de otra manera, proporcionar una herramienta para que nuestra memoria no flaquee y seamos capaces de explicar a quienes no lo conocieron quién fue verdaderamente este pequeño genio, este gran artista.



4 Comments

  •   Guillermo Garrido Ramón
    Abril 19th, 2009 at 22:21

    Gracias Paco, por estas bonitas y epecialmente para mí, emotivas palabras, sobre mi hernano Miguel y la biografia que estas escribiendo. Creo que estas captando con bastante fidelidad su vida y obra.

    Yo al no poder ser inparcial y afectandome tanto las desafortunadas circustancias que acabaron con su vida y su carrera profesional y artistica, me es muy difícil emitir cualquier juicio de valor.

    Pero muchas veces me pregunto ¿Porque hay tantas vidas de grandes artistas desgraciadas? Es como si tuvieran que pagar por sus éxitos y reconocimiento. La vida te da y la vida te quita.

    Un abrazo,

    Guillermo

    .

  •   Nieves Elisa Garrido Corredor
    Mayo 14th, 2009 at 14:22

    Esperamos con ilusión el trabajo que tanto te está costando realizar sobre mi tio Miguel. No puedo más que decir cosas buenas de él, no tanto a nivel profesional, pues no conocia tan en profundidad ese campo, pero a nivel familiar era un gran tio y gran persona. Aun recuerdo aquellas charlas en la terraza del jardin de mi casa y ese gran chiste que no paraba de contarme cuando era pequeña:

    “Por la calle abajito abajito VACA-minando un bichito… ¿Que es?”

    Un saludo para ti Paco y gracias por todo…

    Nieves

  • Querido Miguel.

    Tus alumnos nunca te olvidaremos. Eras un maestro y un típo excepcional.
    Hasta siempre

  • Perdona mi error pero te quería hacer un comentario a este respecto y lo he metido en el apartado de bienvenid@s, ha sido un error, puedes transcribirlo o el que lo quiera leer que acceda a él en esa página. Vuelvo a decir que ha sido un simple error y por ello os pido disculpas.

Dejar un comentario