Jueves, Junio 11th, 2009...0:39

Discreta perfección

Jump to Comments

YouTube Preview Image

Para mí esta es una canción perfecta. Forma parte desde hace unos años de mi museo personal de la excelencia.

Es una vieja canción de la que se han hecho innumerables versiones. Para mí ésta es la mejor.

Hay algo en ella extrañamente conmovedor.

El video transpira una suave y discreta elegancia popular y, en cierto modo, elitista, con la que me siento muy cómodo.

Entiendo lo que pasa en su interior. Me gustaría haber estado ahí.

Me siento un poco en esa estación de tren. No sé si me voy o me quedo.

Dutronc y Hardy, marido y mujer.



2 Comments

  • Supongo que me creerás si te digo que es la primera vez que escucho esta canción. Es preciosa por la letra, la melodía, y el vídeo que acompaña a todo ello es a la vez sencillo y original.
    Las estaciones de trenes tienen un encanto especial. A mí me encanta viajar mirando el paisaje desfilar ante mis ojos, los campos amplios, el horizonte infinito.
    Ahora sé que una carta de amor tiene que ser de 14 páginas, por lo menos para que suene como esta canción.
    Beso (y súbete al tren cuando te apetezca, como si quieres seguir en el andén, aunque no lo sepas)

  • Magnífica versión. Cantarla con la clase que lo hace esta pareja está al alcance de muy pocos.
    Algunas líneas de la letra son preciosas. Ese “je déteste Paris” porque mi amor se va en el tren, me llega a lo más hondo, por mucho que sepamos que Dutronc vaya a volver en 15 días.

Dejar un comentario