Sábado, Junio 13th, 2009...23:35

El Real Zaragoza en Primera División

Jump to Comments

Fabián Ayala

Fabián Ayala

 

Me siento muy feliz por el ascenso del Real Zaragoza a la Primera División del futbol español. Conviene recordar en estos tiempos que corren, que sentir alegría por un fenómeno así no es en absoluto estar ciego ante la inmensa estafa que supone en su conjunto este deporte/espectáculo cuyas entretelas están degeneradas por completo.

 

Cuando me alegro del ascenso, en realidad me alegro del éxito de unos jugadores que han puesto todo el esfuerzo y su sabiduría en los diferentes estadios de la segunda división, y por la felicidad de mucha gente de mi entorno, de mi ciudad y de mi región. Lamentablemente el equipo bajó a los infiernos el mismo año de la Expo, con lo que el descenso puso un triste contrapunto a la desbordante satisfacción de sentirnos sabiendo organizar un evento de esta magnitud.

 

En situaciones similares me acuerdo siempre de mi padre, que murió exactamente hace tres años, con el que compartía sentimientos zaragocistas. En realidad fue él quien me los transmitió sin imponérmelos, naturalmente. Esta vez no está físicamente para festejar el ascenso, pero el recuerdo de su sonrisa cuando el equipo ganó en París la Recopa de Europa, antes la Copa de Ferias, o cualquiera de sus seis copas del Rey, me acompañará siempre y está muy presente en estos momentos.

 

Ahora el Zaragoza, como todos los equipos de su nivel, tendrá que pelear contra las plantillas elaboradas a base de dinero procedente de la corrupción, del pelotazo inmobiliario, de la especulación. Contra equipos galácticos frente a los que se sentirá como un pequeño David. Pero, quién sabe… No es la primera vez a lo largo de estos setenta y cinco años de historia del club que el David del Ebro le endosó goleadas vergonzantes y le arrebató títulos, que los medios de comunicación nacionales, centralistas y frecuentemente incapaces de comprender otras realidades que no sean las de las grandes ciudades, ya le habían atribuido al Goliat del Manzanares o del Llobregat.

 

Estoy seguro de que esto volverá a suceder y brindo por ello con una copa de cava.

 

Si quieres ver imágenes, pincha aquí.

 

 



3 Comments

  • Y yo brindo contigo!

    Viva la poética del balón!

    Esperemos que vayan muy bien y celebremos mil veces!

    Besotes!

  • Me alegro por ti y por los tuyos, y me ha gustado que apostillaras en el primer párrafo que lo uno (estar feliz por el ascenso) no quita lo otro (esto es fútbol, un negocio cualquiera para los mandamases).
    En cuanto a lo que cuentas de tu padre, te entiendo bien. A mí no me gusta el fútbol. A mi padre le encanta. Y no sé cómo comunicarme muy bien con mi padre. Así que por hacerle la pelota y para que no se sienta solo ante el peligro cuando su equipo va mal (mi hermano se hizo del equipo contrario sólo para fastidiarle), yo siempre digo que soy del Barça. Pero no me preguntes ni cómo se llama el portero del FCBarcelona, porque no lo sé. Yo intento aguantar el máximo tiempo posible sentada al lado de mi padre, viendo ese juego que tanto me aburre, para que él esté feliz (fútbol + su hija). Básicamente es anti Real Madrid, y por ende, yo también.
    Beso.

  • Enhorabuena por ese ascenso. El Zaragoza siempre me cayó bien, entre otras cosas por tener buenos equipos sin hacer ruido, sin ser rimbombantes con los nombres de los jugadores.
    Pienso como tú sobre el fútbol actual, huele bastante mal, aunque eso no quita que los domingos mire los resultados de reojillo para ver cómo ha quedado mi Betis.

Dejar un comentario