Viernes, Julio 3rd, 2009...23:06

Aznar

Jump to Comments

 

A Aznar lo veo mucho ahora por las televisiones. El motivo es que ha presentado un libro, que no he leído, en donde explica cómo debemos salir de la crisis.

 

Y, efectivamente, luce un rictus de serenidad pedagógica muy evidente. Se presenta con cierta sencillez, muy tranquilo, hablando despacio, explicando los porqués, lo bien que se quedó todo cuando él dejó el gobierno, y lo mal que está todo ahora, pocos años después.

 

Ni se inmuta cuando le dicen que si la economía española está maltrecha es en parte porque estaba muy basada en el asunto del ladrillo, y que eso fue algo que él fomentó durante sus ocho años. No, no va con él nada de eso. Se quita el polvo de la chaqueta como el día que salió por su propio pie de aquel coche blindado, dando ejemplo de reciedumbre y de exhibir algunos “superpoderes”, pero sin ostentación.

 

Pero por debajo de su rostro impasible se percibe un transparente sentimiento de rencor: “perdí las elecciones por lo de la guerra de Irak y mirad ahora lo que está pasando. Nos podemos salvar, pero solo yo puedo impulsar la salvación. Ni siquiera el PP, con ese atontado de Rajoy al frente. Yo, solo yo, y los de mi equipo”.

 

Es el razonamiento implacable de un hombre que parece solo mirar para el frente. Porque, ¿para qué mirar al pasado además de para recordar la bonanza de las cifras económicas en su mandato?

 

Esto sí que es un salvador de la patria y lo demás son tontadas… Pero para salvarla otra vez antes debería contestar a preguntas como éstas:

 

¿Quién puso a Rajoy y de qué manera? ¿Dónde estaban las armas de destrucción masiva en Irak? ¿Considera usted que hay una relación de causa-efecto entre perder las elecciones y los atentados del 11M, con sus mentiras colaterales posteriores? ¿Qué pasó con el Yak 42? ¿Qué ocurrió con el Prestige? ¿Dónde y cómo se casó su hija, señor Aznar?

 

Por cierto, si usted no vio imágenes de la boda de la niña en El Escorial, todo un ejemplo de moderacíón y sencillez castellana, pinche aquí. 

 

 

 

 



4 Comments

  •   hada del agua
    Julio 3rd, 2009 at 23:12

    Querido Paco, en la foto de Aznar acabo de ver los ojos de Caín, pero no de tu perro maravilloso, sino de un ser reconcomido por dentro, envidioso y déspota. La historia lo juzgará en su medida, aunque será muy tarde para todos los que quedaron en Atocha.

  • Ahora va a resultar que las bombas las puso Aznar y no los moracos. En un país medianamente serio se habrían suspendido las elecciones

  • Aznar es un friky. Esto lo demuestra su nueva faceta mediatica. Afortunadamente ya no puede hacer mucho con aquellos superpoderes. Si no fuese tan feo como personaje, podria dar hasta lastima.
    Un saludo

  • Iba a decir algo pero me ha gustado demasiado eso de “friky” que dice Alberto. Y es cierto. Ansar se ha convertido en un friki, en una caricatura de sí mismo, no se rinde el jodío, aunque le pongan un espejo delante, no se quiere ver, no. Está encantado de conocerse, adora su melena, y ya hasta va perdiendo su complejo de sr. bajito. Es lo que tiene haber sido compi de Bush W. Uno empatiza. Y termina con una memoria selectiva y escribiendo libros. Para eso ha quedado. Muaksssssssss
    Chema jomío… ¿”moracos”? Endevé…

Dejar un comentario