Sábado, Agosto 1st, 2009...3:42

La biografía de Miguel Garrido

Jump to Comments

 

Durante los últimos meses he estado centrado en la escritura de un libro. Se trata de la biografía de alguien que en vida fue un compañero de trabajo, un amigo personal, y uno de mis pocos maestros. Es Miguel Garrido, profesor de Clown en la Escuela Municipal de Teatro de Zaragoza, en el Instituto del Teatro, de Sevilla, y en muchos otros lugares de España. Junto a su carrera docente, indiscutible y magnífica, está su otra faceta: la de director de escena.

 

En este terreno, Miguel dirigió espectáculos siempre para compañías emergentes, situadas todas ellas en lo que podríamos llamar la periferia de España. Estuvo vinculado, además, al mismo nacimiento de muchas ellas. Por tanto, ayudó a consolidarlas, a darles una personalidad propia y a dotarlas de una organización.

 

Esto no es una casualidad. Después de una experiencia que no fue del todo satisfactoria para él en el contexto de lo que él llamaba “teatro comercial”, decidió trabajar siempre con los tiempos, las condiciones y el ambiente de creación que le proporcionaba un teatro más alternativo, realizado desde la absoluta libertad. Ahí podía aplicar mejor sus propios planteamientos vitales y artísticos, mucho de lo que había aprendido en la Folkwang Hochschule, de Essen. escuela en la que realizó sus estudios a principios de los años setenta. Estas compañías han sido Teatro Paraíso, de Vitoria, Tarima, de Basauri, GTI Farándula, de Santa Coloma de Gramanet, Sindrome Clown, de Sevilla, Nasú, de Zaragoza, y otras.

 

Ha sido un periodo fascinante. Escribir sobre alguien que conoces supone conocer más, atar cabos, elevar a certezas lo que en vida del biografiado, eran sospechas o intuiciones. El objetivo del libro no es otro que el de intentar paliar los efectos del olvido. El teatro es efímero por su propia naturaleza, y todo tiende a perderse: personas, espectáculos, trayectorias.

 

He tenido toda la ayuda posible. Me pregunto cómo se puede escribir una biografía sin la ayuda de las personas que más cerca estuvieron del biografiado. Yo he tenido desde el principio todas las facilidades, a pesar del dolor que su muerte, acaecida en Enero de 2008, ocasionó a esas mismas personas. He sido, también en esto, un auténtico afortunado.

 

 

 



6 Comments

  • Apasionante tarea, Paco.

  • Siempre he pensado que un escritor de biografías debe de sentirse perseguido , observado y vigilado por su personaje ¿es asi?

  •   TortugaBoba
    Agosto 6th, 2009 at 13:53

    Me alegro de que estés satisfecho con tu trabajo. Esperaré a poder leer el libro cuando se publique porque no conozco el trabajo de Garrido. Suerte que tú rescatas su esencia para que los que no coincidimos con él podamos aprender un poco aunque sea de su grandeza.
    Besito.

  • Siempre me ha sorprendido la sencillez con la que describes tus impresionantes trabajos. Y como, con muchisima humildad, agradeces y te sientes afortunado a la gente y por la gente que te acompaña en cada una de tus historias. Siempre es un placer leerte, seguirte.. y sí, saber que existes (aunque ésta es una expresión que me recuerda a Benedetti).

    Besos, Paco.

    PD. Pasé por Zaragoza hace unos días. Eché de menos no tener tu teléfono para probar, a ver si había suerte y podíamos hacer ese café pendiente. A ver si en la próxima.

  • Que bonito lo que haces !!!!
    Acumulas los intereses de un capital riquìsimo para que las generaciones futuras se colmen de bienes espirituales…..TE FELICITO SINCERAMENTE.

  • yo conoci personalmente a Miguel Angel cuando ambos eramos adolescentes en Hellin,tengo muchas anecdotas de esos años, muchas risas y sobre todo el recueedo de un amigo ENTRAÑABLE; una de las mejores personas que he conocido . Tambien mantubimos esa amistad durante muchos años, Cuando volvia de Londres, nos contaba la forma de vivir de alli en aquellos años en los que la vida de EUROPA era tan diferente a la de españa.
    Senti su muerte, y la sigo sintiendo. Ahora que estoy leyendo su libro me hubiese gustado haber añadido mas situaciones vividas que os hubieran sonreido.

Dejar un comentario