Jueves, Agosto 27th, 2009...3:56

Regresar

Jump to Comments

 

Ya estoy aquí. Me fui sin despedirme y regreso contemplando el mismo espectáculo de siempre: el PP sigo muy enfadado por unas escuchas que se supone que se han hecho a algunos de sus dirigentes por parte de los “aparatos” del estado. Me viene a la cabeza ahora aquello de los “aparatos ideológicos del Estado”, que eran muy malos en los tiempos del tardofranquismo.

 

Yo, si alguien me acusara de haber aceptado unos trajes de un capo de la mafia siciliana a cambio de favores difusos, presentaría de inmediato las facturas que desmentirían enseguida el malentendido, y si me sintiera espiado telefónicamente, o de cualquier otra manera, denunciaría el asunto en la comisaría más cercana. Pero el PP no comparte mis criterios porque, sin duda, deben de ser demasiado simplistas. Yo, lo reconozco, soy así de simple. En el asunto de los trajes tal vez el President de la Generalitat Valenciana perdió las facturas con tanto follón y tanta ocupación pública, y en el caso del espionaje tampoco, según parece porque siente espiado  “en abstracto”, no en concreto, y no dice con exactitud si es a todos sus militantes y cargos, o solo a unos pocos de estos últimos. Es también normal.

 

Muere el último de los Kennedy, y con él se acaba una manera de hacer política en los Estados Unidos. Una familia progresista, influyente y con glamour. Capaz de acaparar portadas del “New York Times” y del “Hola”, por poner ejemplos diferentes. A Obama se le va un brazo importante, ahora que ya parece que la realidad de la política empieza a pasarle las primeras facturas. (Y no me refiero a las de Camps, naturalmente.)

 

Y ha vuelto a resucitar el asunto del Estatut. Dentro de poco sabremos si es constitucional o no. A mí este asunto me da igual. Solo me importa en la medida de que le ponga punto y final a un asunto que me aburre cada día más. Estoy harto de los que enarbolan banderas nacionalistas, sean del nacionalismo que sean. Todos me parecen horrendos.

 

Grecia arde, y antes ardió España. Recuerdo el verano del 2006 en que ardió Galicia –porque lo viví allí-, y creo que las llamas son el verdadero drama del verano, de éste y de los anteriores. Ni gripe A, ni bobadas.

 

Hablando de la gripe A… Os enlazo con un vídeo en el que se aporta una visión lúcida y bastante cercana a lo que yo, sin tanta memoria y tantos datos, pensaba de este asunto. Me lo mandó el otro día mi amigo Javier, que está muy al loro de todo lo que huele a chamusquina.



2 Comments

  • Veo que te has puesto al día de inmediato. A mi me gusta desconectar por completo en vacaciones, ni prensa, ni tele, ni ordenador…

    No quiero pensar en los incendios de Galicia de 2006, aquel humo por todas partes, aquel olor que tardó días en esfumarse. Ese sentimiento de pena y de rabia… Este año, gracias a un verano lluvioso y gris, conservaremos gran parte de nuestra naturaleza verde, intacta y maravillosa.

    Biquiños

  •   Hada del agua
    Agosto 28th, 2009 at 10:33

    Regresar está muy bien, hasta que uno enciende la tele. Lo del PP es de pellizcarse, para ver si es verdad, ellos van por libre, hacen y desacen como en antaño y si la justicia intenta ponerles en su sitio, se dan golpes de pecho y lanzan botes de humo, así piensan que con un poco de suerte, los de siempre les seguiran votando y los demás se iran olvidando. Es que no hay nadie en la derecha con un poco de dignidad????

Dejar un comentario