Domingo, Noviembre 21st, 2010...1:06

La biografía de John Lennon (1)

Jump to Comments

John Lennon con Los Quarrymen

John Lennon con Los Quarrymen

 
Acabo de leer la biografía de John Lennon que Philip Norman acaba de publicar en España a través de la editorial Anagrama. Sus páginas me han tenido atrapado durante las últimas semanas y su lectura me ha descubierto muchas de las claves que son necesarias para entender la personalidad del Beatle al que un loco asesinó en la puerta de su casa de Nueva York hace ahora exactamente treinta años. Es un libro honesto, equilibrado, y, en absoluto, hagiográfico. Yoko Ono lo ha desautorizado expresamente, pretextando que el autor ha sido “mezquino” con Lennon. Esto se explica mejor por lo que de ella se nos cuenta en el propio libro que por lo que se cuenta de él. Ochocientas páginas documentadas, exhaustivas, intensas, escritas por quien antes ya había publicado en 1981 la biografía de los Beatles titulada “Gritad” y que la mayoría de los críticos consideran como la obra canónica para entender la vida y la obra del grupo.
 
 

 

El que esto escribe en la puerta de Mendips

El que esto escribe en la puerta de Mendips

En mi caso, las páginas me han atrapado en buena medida por las secuelas afectivas que dejó en mí el reciente viaje que hice a Liverpool, coincidiendo con los fastos de la capitalidad europea de la cultura, en donde puede conocer, pasear, impregnarme de muchos de los lugares y los ambientes que enmarcaron los primeros años de las vidas de aquellos cuatro muchachos que estaban destinados a cambiar el rumbo de la música del siglo XX.

 

En Liverpool me hicieron una foto delante de “Mendips”, la casa de dos pisos y amplias ventanas, situada en el 251 de Menlove Avenue, en las afueras de la ciudad y al lado del paraje conocido como “Strawberry Fiedls”. En esa casa Lennon vivió prácticamente toda su infancia y adolescencia con su tía Mary Stanley Smith, “Mimí”, una mujer ordenada, metódica y bien intencionada, que decidió asumir la responsabilidad de la educación de John cuando Julia, su madre, se separó de Freedy Lennon, el padre marinero, con el que se había casado en Diciembre de 1938. Las páginas del libro me han revelado la importancia de ese lugar, a donde John regresaba siempre (incluso cuando con el paso del tiempo ya era bastante famoso y perseguido por sus fans) para sentir el calor de esa relación tan conservadora, a pesar de que durante aquellos años precisamente él estaba construyendo una personalidad especialmente rebelde, frecuentemente sin causa, y una sensibilidad extrema y bastante compleja que iba a encontrar en la música su principal vehículo de expresión, pero que tendría en la poesía y la pintura otros canales relevantes.

 

Esos años de adolescencia y juventud de John fueron decisivos. Son los años en los que comienza a tocar y a componer con el grupo que él formara –Los Quarrymen-, que iba a conocer a su primera mujer, Cinthia, en medio de un universo femenino más amplio y que nunca dejaría de frecuentar, y el momento en el que conocería y frecuentaría a dos amigos que iban a tener una influencia decisiva en sus años posteriores: Paul McCartney y Estuart Sutcliffe. 

Stuart Sutcliffe, amigo de John

Stuart Sutcliffe, amigo de John

 
Con el primero iba a formar la pareja de compositores musicales más influyente del siglo XX. Paul fue a un concierto de los Quarrymen el 6 de Julio de 1957. Al poco tiempo entró a formar parte del grupo, y desde entonces hasta la separación de los Beatles, motivada en gran medida por los desencuentros enquistados desde siempre entre ellos, su liderazgo compartido impulsaría todos los momentos del desarrollo del grupo musical más importante de todos los tiempos. Norman nos revela la manera como ambos componían su canciones. En realidad, la idea musical de uno, era matizada por el otro. No grababan sus maquetas. Si al día siguiente se acordaban de la canción que habían comenzado ayer, seguían adelante con ella al día siguiente porque esto era una prueba de la bondad de la misma. Comenzaron a aplicar este método de componer cuando ambos aún no habían cumplido los veinte años y compartían aburrimiento, precariedad y ansiedad por ser reconocidos y famosos, y se mantuvo cuando estaban en el zénit de su éxito internacional y el dinero y la fama eran ya una realidad aplastante para los dos.

 

Sutcliffe, por su parte, era un compañero de John en la Academia de Artes a la que éste asistía y que estaba situada prácticamente a pocos metros del Liverpool Institute en el que Paul y George estudiaban el bachillerato. Su influencia en John fue también decisiva. Incluso llegó a ser miembro del grupo y compartió con ellos las peripecias y los excesos de sus míticas actuaciones en Hamburgo, hasta que su escasa formación musical fue un problema que todos detectaron y no pudieron resolver. Sin embargo, su rigor intelectual, su intuición artística y su complicada personalidad serían recordados siempre por John y añorados cuando Stu, nacido el mismo año que John, murió en Abril de 1962.

John y Julia Stanley, su madre

John y Julia Stanley, su madre

 
Pero, sin duda, la persona más influyente en esos años iba a ser Julia Stanley, la madre de John, una joven de ideas liberales, que frecuentemente chocaba en ese aspecto con la rigidez de su hermana “Mimi”, y que poseía, como su marido y su hijo, unas evidentes aptitudes musicales. Julia se separó de él muy pronto y comenzó a tener otras relaciones personales que le llevarían a volver a ser madre, pero no desapareció nunca de la vida de su hijo. Al contrario, John siguió visitándola con frecuencia casi diaria, y la consideró siempre como una referencia afectiva y vital, aunque no exactamente como una madre. Precisamente esta carencia iba a marcarle el resto de su vida, aflorando con estrépito en algunos momentos. Julia murió atropellada por un coche a pocos metros de la casa de su hermana el 15 de Julio de 1958.

 

La desaparición de esta mujer y posteriormente la de su mejor amigo, dejaron un vacío difícil de definir, pero extremadamente doloroso en la vida de John.

Si quieres escuchar la voz de John Lennon con The Quarrymen, pincha aquí.



2 Comments

  • Buscando imágenes de Mendips me han redireccionado hasta aquí… Y yo diciendo: No puede ser, no puede ser: ¡A este gran ”Beatlero” le conozco yo!!

    La historia de Stu también la he seguido un poco… Paul McCartney sentía una rivalidad ante él, ya fuera por la amistad de Lennon o por las chicas, y además no soportaba su poca habilidad musical, le desenchufaba el bajo para que no se le escuchara en plena actuación… Pero sin embargo, creo que Paul debería de estarle agradecido, ya que fue la razón por la que John se centró más en el grupo.

    ¡Qué ilusión encontrarte por este nuestro lugar la blogosfera!
    Un besito

  • This formula answers the question: what is this investment (or debt) worth in the future.

    Much like ecstasy, Methylone makes you feel good, and also brings about a slight change in your visual
    capabilities, increasing your color and brightness threshold, and giving you an illusion that the world is literally brighter.

    That is, if the unemployment rate doubles, so does the
    credit card charge-off rate.

Dejar un comentario