Viernes, Septiembre 28th, 2012...21:48

Nada se opone a la noche. Delphine de Vigan.

Jump to Comments

Reconstruir la emoción

Reconstrucción de una vida. Esa vida es nada menos que la de una madre. Madre atípica: al borde permanentemente del desequilibrio emocional, en la frontera siempre meliflua entre la locura y la cordura, dos territorios con paisajes que tienden a confundirse.

Quien reconstruye la vida de esa madre es su propia hija, Delphine de Vigan, que se debate durante la novela –y así lo expresa- en el temor de profundizar en la investigación de las causas de ese desequilibrio puesto que tanto le conciernen como persona y como escritora. Angustia de escritora que describe la angustia de su propia madre, violada por su padre, excéntrica, original, creativa, sufriente, tras su reciente suicidio, no por previsible menos doloroso. Así comienza la novela: cuando la hija encuentra el cadáver de la madre y en un primer instante de confusión no es consciente del terrible olor a descomposición del cuerpo.

Hay muchos ecos en las páginas de este libro, muchas preguntas sobre la identidad de nuestra vida inmersa siempre en un mar genético y cultural que le da forma, y a veces la destruye atrozmente tras construirla. Preguntas sobre la culpa, sobre el valor de la existencia, sobre la herencia que transmitimos y a su vez nos ha sido transmitida. Hay inevitablemente un debate implícito sobre la libertad individual, sobre las reales capacidades para tomar decisiones y seguir nuestro propio camino.

Libro emotivo, hermoso, bien escrito, bien construido, que nos sirve para conocer a una escritora muy popular en Francia y prácticamente desconocida en España. Participa de muchos elementos comunes a otros escritores contemporáneos de su propio país, todos ellos varones, y que se esfuerzan, cada uno a su manera, para explicarse su propio presente a la luz de su pasado -, Modiano, Huellebecq, Beigbeder-, añadiendo, eso sí, una capacidad para conmover al lector superior tal vez a la de los tres juntos. Es decir, se coloca de manera voluntaria fuera de la especulación literaria y se instala en el campo siempre recurrente en la mejor literatura de las emociones, los recuerdos y los sentimientos.

Si quieres ver imágenes de Delphine de Vigan, pincha aquí.



1 Comment

Dejar un comentario