Viernes, Agosto 8th, 2014...17:16

Ficciones. Jorge Luis Borges

Jump to Comments

El camino que me lleva a Borges

Muy pronto me encerraré en mi casa, atrancaré las puertas, y me pondré a leer a Borges. Estos días hago ya los preparativos.

Lo leeré en todas las ediciones de sus libros. Las compararé, buscando similitudes y diferencias. Rastrearé errores, comprobaré los tamaños de las letras, y después de hacerlo me pondré a pensar en cómo los dejaré clasificados. Después los clasificaré de modos diferentes: cronológicamente, por similitudes temáticas, por estructuras literarias, por gustos personales, etc, etc, etc.

Esa operación la repetiré varias veces, siguiendo todos los criterios y caminos posibles, y calculo que esto puede durar unos veinticinco años, aproximadamente. Después empezaré lo más sencillo: escribiré su obra. Como digo, esta parte no me parece especialmente complicada. Para ello solo tengo que pensar como pensaba él, leer lo que él había leído, ser argentino, haberme quedado ciego finalmente, odiar los espejos y la procreación, y, en definitiva, “ser” Jorge Luis Borges.

Para esto último, deberé haberme imbuido de un sentido pesimista y conservador de la existencia. Debo haber desarrollado una extraordinaria capacidad para contar mucho con poco, pero también para tender trampas y hacer creer que escribo poco con mucho, y creer que las cosas son como son, pero también como no son. No me importará tanto saber como deberían ser, porque eso es secundario y, por tanto, menos importante, y no conviene invertir mal el tiempo.

Bueno, ahora que pienso… lo del tiempo es relativo, porque Borges es la negación del tiempo, de los tiempos. Borges es tirando a infinito, es decir, como yo lo voy siendo ya. Por lo tanto, rectifico: pensaré las cosas cómo son y cómo no son, cómo deberían ser y cómo no deberían ser, sin descartar sus opciones intermedias.

Después de todo esto, que me llevará medio siglo más, empezaré a cuestionar su obra, y me parecerá mejor la mía, que será la misma a juicio de los bobos que las lean superficialmente, pero que entre ambas habrá diferencias importantes: de forma y de sentido. Por ejemplo, si Borges escribe la palabra “tigre”, yo escribiré “tigre”y, a partir de ahí, que empiecen los congresos.

Bien. Quería decir que estos días de verano, leo a Borges, en concreto sus “Ficciones”, y doy por oficialmente iniciado el proceso. Adiós.



3 Comments

  • Cher Paco Ortega,

    c’est dans la recherche d’une photographie valable de Jorge Luis Borges que j’ai découvert votre blog - splendide - il faut bien le dire!
    Les sujets, l’approche - tout me semble tellement intéressant et: juste!
    Je ne puis que regretter de ne pas bien connaitre votre langue… je la lis, je la comprends un peu.

    Comme je l’ai déjà dit: tous ces sujets, la facon dont vous les formulez - cela se lit avec émerveillemnt, sonne tellement pertinent et juste.

    Les hazards de mes recherches m’ont amenée à votre blog et j’en suis contente.

    Ne parlant pas l’espagnol, merci de me pardonner de m’adresser à vous dans l’une des langues qui me sont familières.
    C’est pour vous dire que nous aimerions utiliser la photo de Borges dans notre modeste revue trimesterielle de cinéma.
    Savez-vous qui en est l’ayant-droit ?
    Merci de nous renseigner!

    Nous serons enchantés de nouer un contact - mais aussi de savoir à qui nous adresser pour éclaircir la situation des droits.

    Avec toutes mes salutations cordiales

    Doris Talpay
    Editrice kaleizette

  • I have learn several good stuff here. Certainly price
    bookmarking for revisiting. I surprise how much attempt you place to make
    any such wonderful informative site.

    Also visit my web-site Château La Conseillante

  • This design is wicked! You most certainly know how to keep a reader entertained.

    Between your wit and your videos, I was almost moved to
    start my own blog (well, almost…HaHa!) Great job. I really loved what you had to say, and more than that, how you presented it.
    Too cool!

Dejar un comentario