Sábado, Octubre 11th, 2014...0:32

“El bigote” Emmanuel Carrère

Jump to Comments

Del bigote al precipicio

Su novela “Limonov”, obra de madurez literaria, me dejó boquiabierto y ahora leo “El bigote”, publicada por Anagrama recientemente en España, y aparecida en Francia en 1986, cuando el autor rondaba la treintena. Se recupera para España, por tanto, la obra narrativa de este magnífico escritor y politólogo.

“El bigote” es un texto increíblemente bueno, teniendo en cuenta la bisoñez del autor. A partir de un acontecimiento cotidiano –un señor se afeita su bigote- se suceden una serie de peripecias a cada cual más disparatadas en un sentido nítidamente kafkiano del término. De lo cotidiano al vértigo del horror, del bigote al precipicio… Ese hombre termina perdido en los entresijos de su soledad, de su locura, y destrozará su presente y su futuro como consecuencia de algo nimio, fútil, tal vez un malentendido. Es un escrito sobre la fragilidad de lo que parece feliz o infelizmente asentado: el matrimonio, el trabajo, el lugar que ocupamos en nuestra microsociedad. Y el final, que lógicamente no adelantaré en absoluto, es la apoteosis de ese proceso. Un final desgarrador, que a mí personalmente ha llegado a conmoverme incluso físicamente. Casi me mareo, y no es una metáfora admirativa.

Es más: ese final que justifica el libro entero me ha hecho pensar en el poder de la literatura, en la posibilidad cierta de que las palabras del escritor asociadas a la imaginación del lector, internado profundamente en el camino que el primero le traza con mestría, puede producir efectos devastadores. Ciento setenta páginas te llevan hasta él y de algún modo lo potencian. Aquí, el horror se hace presente y el impacto en el lector es tremendo, más que el que puedan producir todos los trucos del peor cine o de los lacrimógenos programas televisivos que nos rodean sin misericordia. Tras ese impacto queda el recuerdo para siempre de una literatura de primer nivel que sobrecoge y nos adentra con naturalidad en el más puro y brutal de los desasosiegos.



1 Comment

  • Hola!. No había leído nada de Carrère y me estrené precisamente con este libro, “El bigote”, aunque tenía referencias suyas, especialmente por “Limonov”. Me sorprendió (para bien) varias cosas, lo que comentas de lo bien facturada que está para ser una de las primeras novelas del autor (no recuerdo incluso si la primera), la coherencia de todo el hilo mental que sigue el protagonista en su paranoia, sin dejar resquicios, el tremendo final… todo ello en pocas páginas. A mí me encantó y repetiré con Carrère.

    Gracias y un saludo

Dejar un comentario