Domingo, Octubre 26th, 2014...1:36

Crímenes imaginarios. Patricia Highsmith

Jump to Comments

Realidad y ficción

“Crímenes imaginarios” (Anagrama) es una novela publicada por la escritora norteamericana Patricia Highsmith en 1965. Todos sus textos son intensas tramas, trabadas con enorme inteligencia literaria y a partir de personajes magníficamente trazados. Tal vez ésta no sea su mejor novela, pero es eficaz, convincente y mantiene el interés creciente.

En realidad nosotros sabemos que el guionista Sidney Barleby no ha asesinado a su esposa, con la que comparte desde hace tiempo una crisis matrimonial. Consecuencia de la cual, ésta decide desaparecer por una temporada. La temporada se prolonga demasiado, y las personas del entorno familiar, los vecinos, los compañeros de trabajo de Sidney, etc, comienzan a sospechar de que la desaparición haya sido realmente voluntaria. Una vecina con prismáticos y mucho tiempo libre le ve un día enterrando una vieja alfombra. Es decir, todo apunta a que el asesino es él.

Nos metemos en la cabeza del guionista abandonado. Y desde ella vemos cómo disfruta –o al menos así lo parece- viéndose al fin protagonista de algo interesante. No conviene olvidar que la mayoría de sus guiones han sido rechazados, tal vez por su escasa habilidad para crear personajes protagonistas. La desaparición de su cónyuge le produce molestias y placer a partes iguales, y, además, en todo momento una bruma de dudas planea por las páginas de una novela que acaba bien, pero que podía haber acabado mal.

Entre el principio y el final, casi 270 páginas de oficio, de interés, de excelente literatura, de talento, de giros inesperados. Es decir, todo el arsenal de esta escritora que ha elevado el género a una altura sencillamente inimaginable.



Dejar un comentario