Viernes, Enero 30th, 2015...5:29

Felices los felices. Yasmina Reza

Jump to Comments

Como gotas de lluvia

Todos estamos interrelacionados. Siempre lo estuvimos desde que el mundo existe, y desde que se construyeron las sociedades humanas para defenderse, para atacar, para acompañarse, para perpetuar la especie. Aún así, nuestras vidas son autónomas, y ninguna de las razones por las que inventamos esas sociedades han terminado siendo las soluciones de manera absoluta a nuestros problemas. No es posible hacerlo, está claro. Somos individuos que se esfuerzan a veces en comunicarse y lo que encontramos como resultado, en demasiadas ocasiones, es más dosis de soledad, tristeza y desamparo.

Pero bueno, esto es lo que llamamos vida. Vida inteligente, en la que algún tipo de poder de decisión tenemos. No mucho, pero lo suficiente para disfrazar de cierta dignidad el discurrir de los días.

Yo creo que de esto habla la escritora parisina, de lejano origen español, Yasmina Reza, en su libro “Felices los felices”, que acaba de publicar Anagrama. No es una novela coral, ni un conjunto de monólogos. Es eso, y bastante más, un relato/dramaturgia que tiene la forma de un puzzle en el que cada pieza tiene valor en sí misma, pero que, juntas, triplican su valor.

El lector advierte esta estructura cuando ya lleva medio libro. Al menos eso fue lo que a mí me ocurrió, y es que el procedimiento literario es tan liviano que apenas pesa en el conjunto de lo contado, de las vidas contadas. Reza siempre tuvo la virtud de maximizar lo poco: de contar mucho con casi nada, con pocas palabras, con pocos trazos, con pocas frases, tanto en la novela, como en el teatro. Y ahí la seguimos encontrando. Escribe como llueve en una tarde en la que cuando salimos a la calle y nos encontramos con las aceras mojadas y nosotros mismos nos sorprendemos de que haya llovido. No nos dimos cuenta mientras pasó. Solo la humedad queda como prueba de algo que ocurrió sin que nos diéramos cuenta..



Dejar un comentario