Sábado, Noviembre 14th, 2015...13:58

Catedral. Raymond Carver

Jump to Comments

La segunda realidad

Lennon decía que” la vida es eso que pasa mientras hacemos planes…” Y Carver lo suscribe. La vida es eso que nos pasa mientras que a los otros les pasan otras cosas que se interrelacionan siempre con las nuestras. La vida es siempre como un cuadro de Hopper: parece detenida, con figuras estáticas que parecen solitarias, abstraídas en sus problemas, pero las acciones u omisiones de todos, afectan, y de qué modo, a la coralidad.

Eso tiene un aspecto saludable y optimista. Nunca estamos tan solos como creemos. Y un lado peligroso: no dependemos solo de nuestra voluntad o nuestras casualidades y coincidencias. Llamarle a eso destino son palabras mayores. Bastante inquietante es no saber qué va a hacer el vecino de arriba y que tanto va a influir inesperadamente en mí.

Eso lo cuenta muy bien Carver en sus relatos cortos. Relatos de la vida diaria, que ponen en primer plano lo excepcional y misterioso que tiene y que nosotros no calibramos con exactitud. Muchas cosas pasan cuando pasa una cosa. Algo así decía Kafka, ¿no?, cuando se empeñaba en mostrarnos el lado misterioso y terrible de lo que parecía sencillo y plácido. Hay una segunda realidad que no vemos, pero que padecemos. Y de esa segunda realidad se nutre Carver para hacer sus crónicas que terminan siendo actas notariales de un terror difuso pero evidente.



Dejar un comentario