Sábado, Diciembre 12th, 2015...16:30

Y tú no regresaste. Merceline Loridan-Ivans

Jump to Comments

Perder

Perder vida, personas, afectos. Pero nunca perder la memoria del horror para que no vuelva a producirse.

Este es un libro breve, hermoso, escrito desde la serenidad, desde la nostalgia, desde la rabia contenida. Padre e hija fueron confinados en campos de concentración, en campos de exterminio. Ella regresó y ha escrito este libro y otros muchos. El no.

Hay que recordar que muchos no regresaron, que el holocausto existió, y que existió hace muy poco tiempo, que todavía quedan suficientes supervivientes para contarnos el horror, que siempre coincide en los detalles (los libros de Jorge Semprún, de Primo Levi…), pero que nunca debería de convertirse en parte del paisaje de nuestra vida confortable. Como decía otro escritor, Pedro Bosqued (que, por cierto, me recomendó la lectura de este libro), esto no es una página más de la historia de la humanidad.



Dejar un comentario